Pendientes: tipos de cierre

Cierre de presión, cierre hippy, cierre catalán, cierre omega… ¿De qué estamos hablando? ¡De pendientes! 

Lo que no se ve también es importante. Según el uso que vayas a dar a los pendientes o el estado de tus orejas, pueden resultarte más cómodos y prácticos ciertos tipos de cierre.

Aquí te explicamos los principales tipos de cierre de pendientes que tenemos en Dechiripa y los pros y contras de cada uno de ellos.

Cierre de presión

Es el cierre de los pendientes de toda la vida. Aquí el cierre es una pieza completamente separada que se coloca a presión en el palillo (perno). A este cierre se le suele llamar «mariposa», por su forma.Cuando más pese el pendiente, más deberemos presionar la mariposa, para que quede bien sujeto y no se descuelgue.Es importante no usar la mariposa de un pendiente para cerrar otro diferente, porque no todos los palillos tienen exactamente el mismo ancho, y podemos provocar que el cierre se ceda y pierda fuerza de sujeción.Así mismo, conviene de vez en cuando apretar las alas de la mariposa para que mantengan su forma original, ya que la plata es un material blando y puede empezar a abrirse.

Cierre de presión

Cierre hippy

El cierre hippy consiste en un gancho curvado, largo, que se introduce por el agujero sin necesidad de una segunda pieza. Este cierre puede ser abierto o cerrado.Eso sí: si tu oreja ya está un poco desgarrada, es mejor evitar este tipo de cierre porque además de resaltar su estado, puede empeorarlo.

cierre hippy

Cierre catalán

Después de poner el palillo en el agujero de la oreja, se cierra con una pinza desde la parte inferior del pendiente.Es un tipo de cierre muy cómodo, que viene muy bien para niñas o para dormir con los pendientes puestos. La pega sería que es un poco delicado para abrir y cerrar, hay que tener cuidado de no forzarlo demasiado.

cierre catalán

Cierre omega

Es parecido al cierre catalán, pero en este caso la pinza sería un aro que rodeará el palillo por detrás (no es tan difícil de cerrar como el catalán).Va muy bien para orejas un poco desgarradas porque permite un buen ajuste y disimula el desgarro. De hecho, lo llamamos vulgarmente «el wonderbra de los pendientes».Se utiliza sobre todo en diseño pensados para mujeres de cierta edad (no para niñas). Por este motivo se monta mucho en perla.

cierre omega

¿Y los aros?

Ay, los aros… Todo un submundo dentro de los pendientes.

  • Los aros también pueden llevar un cierre de presión. En este caso, el aro no queda completamente cerrado, sino que le falta un arco, en el cual, en uno de sus extremos, lleva soldado un palillo que se cierra con una mariposa.
  • Cierre criolla: en este caso el palillo está soldado al aro con una pequeña visagra. El otro extremo del aro lleva una pequeña pinza que encaja en el otro extremo del palillo. Es un tipo de cierre que se da sobre todo en diseños italianos.
  • Cierre oculto: hay varios tipos de cierre oculto. Algunos son más parecidos al cierre catalán, y en otros el palillo se introduce en el interior del aro. Este tipo de cierres, cuando el pendiente es muy pequeño, puede resultar difícil de cerrar.
aro con cierre de presión
aro con cierre oculto
aro con cierre criolla

Como ves, hay todo un mundo en joyería. ¿Cuál es tu tipo de pendiente favorito?

Deja un comentario