20 frases molonas para el día del padre

Se acerca el día del padre y ¿qué mejor regalo que uno personalizado? Así llevará tu mensaje siempre presente. ¡Tu papá se merece algo tan único como él!
Nuestra propuesta para este año son llaveros, bolígrafos, pulseras, petacas y pastilleros. ¡Puedes grabar en ellos lo que tú quieras!


Estas son nuestras propuestas:

  • Llaveros, petacas y pastilleros: Al tener más superficie, ¡admite grabar incluso dibujos de los peques! Nosotros los digitalizamos y los grabamos para que no pierdas nunca estos recuerdos que ahora estás creando.
  • Bolígrafos y pulseras. Tienen menos espacio, el suficiente para una frase cortita o su propio nombre.
¿Pero qué grabar en ellos?

Ideas de frases molonas para el día del padre

Clásicas:
  • Para el mejor papá del mundo.
  • Te quiero, papá.
  • Feliz día del padre.

De reconocimiento:

  • Gracias por cuidadarme tan bien.
  • Para el mejor ahuyentador de monstruos.
  • Para el mejor cocinero casero.
  • Gracias por creer en mí.
  • Para el mejor entrenador de fútbol.
  • Para el papá más divertido.
  • Mi guía, mi padre.
  • Mi papá es único.
  • Superpapá
Amorosas:
  • Te quiero un huevo.
  • Te queremos, papi.
  • Eres mi héroe.
Originales:
  • Pa’ papá.
  • Para mi papichulo.
  • Tengo un padre que vale millones.
  • Happy papi.
  • Keep calm and love papá.

Y ahora la gran pregunta:

¿dónde vas a grabar tu mensaje?

llavero molón
llavero molón
Pastillero con clase
Pastillero con clase
Pulsera rockera
Pulsera rockera
la petaca lo peta
Boli flipante
Boli flipante

El infinito es todo

Estamos místicos últimamente. Pues sí, ¿pero no es bonito? A veces el mundo va demasiado deprisa y conviene pararse a recordar quiénes somos y de dónde venimos. Por eso últimamente estamos ofreciendo joyas como los mandalas, el árbol de la vida o, ahora, este precioso

infinito.

Puede que estés pensando que este símbolo (∞) es solo un concepto matemático, y es verdad. John Wallis lo creó en 1655 y se utiliza en matemáticas, en física, en astronomía o hasta en filosofía para referirse a cosas que no tienen límite, como por ejemplo, los números. (¿Cuál es número más grande que se te ocurre? ¿Le puedes poner detrás una cifra más? Entonces no es el último…).
¿Y por qué no tiene límite? Mira bien este símbolo. ¿Dónde empieza? ¿Dónde acaba? No busques: no hay principio ni final. Si quieres dibujarlo en un papel, comenzarás por un punto al azar, pero no por su principio, porque no lo hay.
Vale, y entonces, ¿qué significa?

Simbología del infinito

Por un lado tenemos, entonces, la idea de ilimitado. Pero por otro, tampoco hay que pasar por alto que este símbolo tiene una estética dual: un lado y otro.
Por ese motivo puede significar muchas cosas:
  • El balance de fuerzas: mantener el equilibrio.
  • La unión en un punto de conceptos opuestos: la vida y la muerte, el día y la noche,  el ying y el yang, lo masculino y lo femenino… Somos codependientes unos de otros y debemos mantener el equilibrio.
  • La idea de continuidad: todo lo que viene es consecuencia de lo anterior. Por tanto, sé consciente de tus actos, recuerda que estás haciendo camino al andar.
  • Y por supuesto, el amor infinito, eterno, que nunca acaba.

Por todo ello nos parece una joya idea para lucir en cualquier versión:

¿Quién era ese tal Valentín?

¿Eres de los que reniegan de San Valentín porque piensas que es un invento del capitalismo? ¿Que las malvadas multinacionales nos meten por los ojos cursilerías? ¿Que el amor no se demuestra solo un día al año y bla, bla, bla?

Vale, pero… ¿y el resto del año? ¿Qué detalles tienes donde demuestras amor? ¿De verdad no te parece que cualquier excusa es buena para tener un detalle con la persona que quieres? ¿Y si te dijera que San Valentín es una de las fiestas más antiguas que existen y que nada tiene que ver con lo que tú crees?

El origen de San Valentín

El origen de San Valentín es un santo, claro. Por tanto es una fiesta católica. Valentín era un sacerdote contemporáneo al emperador romano Claudio II, en el siglo III. Este emperador prohibió a los soldados jóvenes contraer matrimonio (supuestamente para que estuvieran centrados en la batalla) y a Valentín le pareció muy injusto. Así, empezó a oficiar bodas en secreto desafiando al emperador y acabó siento ejecutado. La iglesia le declaró mártir (murió por defender “el amor”) y de ahí viene su leyenda.
La primera vez que se festejó San Valentín fue en el siglo V. Se situó su festividad el 14 de febrero para hacer sombra a una fiesta pagana que se celebraba al día siguiente.
Así que no, San Valentín no es un invento del neoliberalismo. Es una fiesta tradicional vinculada al amor y una excusa perfecta para recordarle a los tuyos cuánto les quieres.

Desde Dechiripa te proponemos lo siguiente:

CORAZON ETERNITY